Indemnización: Rotura de Meniscos

INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTES DE TRABAJO: ROTURA DE MENISCOS.

Los meniscos pueden romperse o desgarrarse por un evento traumático relacionado con el trabajo o debido al uso excesivo. Al ser piezas delicadas del engranaje que conforma la rodilla, son muy propensos a desgarrarse, y es una de las lesiones más habituales en accidentes de trabajo, por lo que la cuestión de la determinación del porcentaje de incapacidad y la indemnización que debe pagarse a un trabajador por este tipo de lesión es una de las inquietudes más comunes entre las víctimas de este tipo de siniestro.


Lesiones en la rodilla como accidente de trabajo.

Con la cantidad de estrés al que sometemos a nuestras rodillas, no debería sorprender que se trate de una lesión muy frecuente en el ámbito laboral. Los empleados que trabajan en depósitos, los trabajadores de la construcción, los plomeros, los carpinteros, etc., corren el riesgo de sufrir lesiones por sobreuso en la rodilla, lo que podría provocar una rotura de menisco. No obstante, en estos supuestos, las ART (aseguradoras de riesgos de trabajo) tienden a intentar desligarse de responsabilidad aduciendo que se trata de preexistencias, enfermedades degenerativas o inculpables.

Por otra parte, todo trabajador puede sufrir esta lesión en su lugar de trabajo por resbalones y caídas, como así también los resbalones, caídas y accidentes automovilísticos que se producen en el trayecto al trabajo o viceversa. De hecho, la rotura de meniscos en accidentes de trabajo in itinere es la lesión más común que sufren los trabajadores, pese a que las ART procuren desestimarlas aludiendo a que se trata de accidentes inculpables.

Debido a que la rodilla está conformada por tantos componentes diferentes, es imposible saber qué áreas de la articulación se han dañado hasta que un médico pueda realizar un examen. No obstante, es muy común que esta lesión esté acompañada de lesiones en los ligamentos cruzado anterior, posterior, colateral medial y/o lateral.

¿Qué es un desgarro de menisco?

Dentro de la articulación de la rodilla hay dos discos de cartílago en forma de “C” conocidos como meniscos (un menisco interno y otro externo), que actúan como estabilizadores y amortiguadores. Los meniscos están adheridos al borde del platillo tibial, lo que amplía la superficie articular entre el fémur y la tibia, favoreciendo la movilidad de la rodilla.

Al tener forma lunar, las puntas o cuernos de cada menisco quedan uno delante (cuerno anterior) y otro detrás (cuerno posterior) al sentido de la rodilla.

Un desgarro de menisco puede causar hinchazón en la rodilla con derrame de líquido sinovial, así como dolor agudo y movilidad limitada.

Asimismo, puede ser acompañado por hidrartrosis y producir quiste de Baker.

¿Cómo se tratan las meniscopatías?

En función de lo que revele la resonancia magnética (RNM), el tratamiento dependerá de:

  • El tipo de desgarro que tenga.
  • El lugar donde se encuentre.
  • Su tamaño.
  • Si existiera alguna otra lesión en la rodilla.

En casos leves se recetarán medicamentos antiinflamatorios, se indicará reposo y se aguardará a que la lesión se cure por sí sola. En cambio, de ser más grave, se optará por una intervención quirúrgica (menisectomía artroscópica) seguida de sesiones de kinesiología, cuya duración dependerá del caso.

Ahora bien, es sabido que cuando el trabajador se hace atender por la ART va a recibir menos tratamiento kinesiológico y generalmente será dado de alta aún con dolores y dificultades para caminar. En cambio, si opera su rodilla en su obra social, la atención será de mejor calidad y recibirá más sesiones de kinesiología.

Recibí el alta médica, ¿y ahora?

Es muy importante que antes de recibir el alta definitiva, el trabajador ya haya resuelto qué abogado lo va a asistir en el trámite para el cobro de la indemnización, puesto que a los pocos días de esa alta va a llegarle una carta documento para que:

Adicionalmente, es posible que la ART se comunique por Whatsapp!, mensaje de texto (SMS), telefónicamente o por carta, citándolo a una revisación médica para llegar a un preacuerdo respecto a la incapacidad, y a esa cita también deberá asistir con abogado.

Así las cosas, mientras no asista al trabajo, es conveniente no sólo enfocarse en su recuperación, sino que es importante prepararse, procurar la documentación necesaria para el trámite tendiente al cobro de la indemnización (calcule aquí su indemnización) y elegir el profesional (¿Cómo elegir el mejor abogado?).

Determinación de incapacidad en las Comisiones Médicas de la SRT.

Una vez otorgada el alta médica con incapacidad, los médicos de la Comisión Médica de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) examinarán la rodilla para detectar signos de intervención quirúrgica, rangos de movilidad y ordenarán la realización de nuevos estudios si lo consideraran necesario, y si no los hubieran solicitado con anterioridad.

Luego de esa audiencia médica, el abogado del trabajador accidentado recibirá el dictamen de incapacidad confeccionado por los médicos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) y, a los pocos días, será notificado de cuál es la indemnización que corresponde cobrar a su cliente por su accidente de trabajo.

Posteriormente, se celebrará una nueva audiencia donde el trabajador tendrá que optar entre cobrar ese importe o acudir a la justicia para reclamar una mayor indemnización.

Si decidiera aceptar la indemnización que la ART le ofrece a través de la Comisión Médica, el trabajador cobrará en aproximadamente 10 días.

En cambio, si optara por acudir a la justicia, la percepción de la indemnización se demorará algo más tiempo (dependiendo el juzgado donde tramite la revisión del acto administrativo), pero como contrapartida cobrará una indemnización mucho más sustancial. (calcule aquí su indemnización)

¿Qué indemnización corresponde por una rotura de meniscos?

Independientemente de la existencia de baremos o tabla de indemnizaciones, hay que dejar debidamente aclarado que las indemnizaciones por accidentes laborales no son fijas. Es decir, no es que un menisco tenga un valor, un ligamento cruzado otro valor, una fractura de peroné  otro, etc.; como tampoco es correcta la creencia de que existe un valor por punto de incapacidad y, por ende, la pregunta “cuánto paga la ART por tal o cual accidente” está mal formulada. Lo cierto es que las indemnizaciones son variables y para su cálculo hay que tener en cuenta tres factores, a saber:

a) la edad del trabajador al momento del accidente;

b) el ingreso base de ese trabajador al momento del accidente (ajustado por RIPTE y con adición de intereses) y;

c) el porcentaje de incapacidad.

Siendo que la edad y el ingreso base no son materia de conflicto entre la ART y el trabajador, el único aspecto variable y conflictivo es el porcentaje de incapacidad: la ART procurará que la incapacidad sea lo más baja posible, y el letrado que usted elija abogará porque la incapacidad sea lo más alta posible.

El porcentaje de incapacidad que pueda atribuírsele a su rodilla no sólo depende de las secuelas, sino que también están involucrados otros factores tales como la subjetividad del médico de la SRT, si el abogado que usted eligió cuenta con una sólida experiencia en la materia, si aporta o no un dictamen de incapacidad de médico de parte, etc. Por esto es que siempre hay que corroborar que su abogado cuente con médico legista propio, que juntamente con el abogado procuren elevar el porcentaje de incapacidad lo más posible.

Ahora bien, ninguno de todos los factores que hemos enunciado que intervienen en la fijación de un porcentaje de incapacidad es tan determinante como la decisión cobrar en la Comisión Médica o iniciar acciones judiciales. SIEMPRE, EN TODOS LOS CASOS, LA INDEMNIZACIÓN QUE SE COBRA HACIENDO UN JUICIO ES MUY SUPERIOR A LA QUE PUEDE OBTENERSE EN EL TRÁMITE EXPRESS EN LA COMISIÓN MÉDICA.

Así, por ejemplo, los trabajadores con rotura de menisco que aceptan cobrar en la Comisión Médica suelen recibir un porcentaje de incapacidad de entre el 2% y el 5%. El lado positivo de cobrar en las comisiones es que se cobra rápidamente, no obstante, al hacerlo, se renuncia a las indemnizaciones mucho más significativas que se consiguen en la justicia.

Para graficar esto, se detallan a continuación ejemplos de indemnizaciones que cobraron trabajadores con lesiones meniscales que optaron por cobrar rápido en la Comisión Médica:

  1. Expediente SRT 288977/18: la Superintendencia determinó una incapacidad de 3,5% y en consecuencia el trabajador cobró la suma de $ 160.504,13.
  2. Expediente SRT 280509/18: la Superintendencia determinó una incapacidad de 2,5% y en consecuencia la trabajadora cobró la suma de $ 69.110,74.
  3. Expediente SRT 210438/18: la Superintendencia determinó una incapacidad de 4,3% y en consecuencia el trabajador cobró la suma de $ 131.187,79.

Por otra parte, para establecer una comparación con las indemnizaciones que perciben los trabajadores que deciden ir a juicio, se incluye a continuación ejemplos de indemnizaciones que cobraron trabajadores que optaron por cobrar en la justicia:

  1. En el Expte. 66.509/14 de la Justicia Nacional del Trabajo, el juez determinó una incapacidad de 23,4% por lo que la indemnización actualizada al 06/05/2019 equivale a $ 699.327,95.
  2. En el Expte. 35.829/15 de la Justicia Nacional del Trabajo, el juez determinó una incapacidad de 22 % por lo que la indemnización actualizada al 06/05/2019 equivale a $ 389.875,66.
  3. En el Expte. 14.623/14 de la Justicia Nacional del Trabajo, el juez determinó una incapacidad de 28 % por lo que la indemnización actualizada al 06/05/2019 equivale a $ 434.629,35.

En suma, las indemnizaciones por accidentes de trabajo son variables y un caso nunca es igual a otro, ya que intervienen varios factores a tener en cuenta, por lo que en caso de duda, puede sin compromiso de su parte enviarnos su consulta al Whatsapp! 11-5919-1200, a la línea gratuita 0800-888-7708 o al teléfono 011-5031-2027. Nosotros le responderemos todas su inquitudes.